El movimiento Slow es mostrarnos cómo se puede llevar una vida plena, sin prisas, haciendo que cada persona controle su existencia y se adueñe de ella.

El movimiento Slow tiene su inicio en la Plaza de España en Roma (Italia) en 1986 y es fruto de cierta actitud contestataria por parte del periodista Carlo Petrini cuando se topó con la apertura de un restaurante Mc Donalds en este enclave histórico de la capital italiana. Consideró que se estaban traspasando los límites de lo aceptable y predijo los peligros que se cernían sobre los hábitos alimentarios de los europeos, empeñados en imitar los dictados del otro lado del Atlántico. La respuesta no se hizo esperar, fundándose la semilla del movimiento Slow Food.
Actualmente es un movimiento que esta en auge tanto en comida , viajes y ahora se esta implantando también en los meetings

 

http://ouisellyou.com/wp-content/uploads/2019/10/ouisellyou-blog-in-slow-meeting.jpg

 

Slow Meeting: un nuevo concepto

Cuando hablamos de Slow Meeting lo que buscamos es la productividad y eficiencia a través de conectar entre los compañeros, buscando cambiar la forma en la que las reuniones están estructuradas actualmente. Está claro que los millenials y la generación Z son los empresarios del futuro y que han nacido con la tecnología en sus manos. Con este movimiento se pretende volver a interactuar con las personas, dejando de lado la tecnología y centrándose en cómo eran la reuniones genuinamente.
Se busca la atención plena, que las personas hablen, se expresen, se mezclen y compartan. Buscan la estructura para proporcionar la máxima experiencia y, por ello, habitualmente, se realizan en espacios muy diferentes a los que estamos habituados a visualizar cuando nos dicen “Reunión de trabajo”. Suelen ser espacios al aire libre, distintos, no en un gran ciudad, para que así las ideas creativas nazcan al tener la mente en calma.

Venues Slow Meeting

Cada vez más descubrimos Venues que trabajan con el movimiento Slow. Se trata de espacios que priorizan el networking, la calma, un ambiente favorable a las relaciones humanas. En este sentido este concepto no sólo afecta a la localización de la reunión o evento sino también a la disposición de los asistentes. Cuando e busca fomentar el diálogo no podemos pensar en formatos tradicionales como el de escuela o teatro. La idea es aproximar a la gentes, facilitarle contacto con mobiliario mucho mas modular, menos sobrio y realmente flexible en cuanto a montajes.

Algunos de los espacios que apuestan por la filosofía Slow Meeting se encuentran en Rural Meeting por ejemplo. Plataforma donde ofrecen distintos espacios en España donde hacer un slow meeting y poder disfrutar también de una escapada en plena naturaleza.

Os dejamos el enlace para que podáis leer un post que publicaron sobre 5 motivos por los cuales hacer las reuniones fuera de la ciudad, es muy interesante.
https://blog.ruralmeeting.com/reuniones-fuera-de-la-ciudad/

¿List@ para un Slow Meeting? Contáctanos.

Share The Story