La familia Torres nos abre las puertas de Mas Rabell, una antigua masía en un entorno vinícola mediterráneo único.
El pasado mes de Enero nos invitaron a vivir su espacio. Nos recibieron en la Masía Rustica, colindante con Mas Rabell. Allí disfrutamos de un desayuno mediterráneo y pudimos conocernos un poco mejor delante de la chimenea de la sala principal ubicada en la planta baja. Arriba en un espacio con decoración tradicional y lleno de guiños a la tierra, el maravilloso equipo con el que cuenta la familia Torres, nos pudo presentar toda su oferta, tanto de bodegas, actividades como de espacios para eventos.

Desde allí nos trasladamos a Pacs del Penedés a 15 minutos en coche, donde se encuentra el centro de visitas. En su auditorio, que tiene una capacidad para 118 personas, proyectaron un video que nos permitió conocer mejor las raíces de la familia Torres y su bodega. Aunque estábamos en pleno invierno, el día era muy agradable, así que nos trasladamos a otra zona del centro de visitas, la bodega Waltraud, en su trenecito, recorriendo parte de la viña de la bodega, donde conviven diferentes tipos de uva. Cuando llegamos a Waltraud nos sorprendió el diseño, su entorno y la integración de sus espacios en el mismo.  Pudimos visitar 3 espacios interiores magníficos, llenos de luz y equipados para recibir diferentes tipos de eventos.

En “La Plaza”, magnífico espacio al aire libre, se disfruta en verano de  “La noche de las estrellas”, una cena servida por Mas Rabell donde cuentan con expertos que nos descubren un poco más de nuestro universo. La bodega esconde en su planta -1 un espacio diáfano y acristalado que permite ver las cubas donde se envejece el vino. Esta zona de unos 1.200m2 fue un gran descubrimiento, nos empezamos a imaginar una cena, con una decoración muy sencilla donde el protagonista sería el vino en su propia bodega….

Ilusionadas, nos dirigimos de nuevo a Mas Rabell para que el chef y su equipo nos presentasen su magnífica propuesta gastronómica y nos explicasen los productos que tienen en su huerto. Por supuesto, todos los platos elaborados se basan en producto de proximidad y son regados con Vinos Torres. El espacio con capacidad hasta 190 personas sentadas, consta de dos salas conectadas entre sí  y un maravilloso jardín frente a los viñedos que ostenta una centenaria encina que parece dar una sombra envidiable…  Un poco más allá, se divisa la Bodega de Brandy, nos acercamos y allí mismo nos mostraron cómo realizar una cata de brandy, lo más sorprendente… el agradable aroma que desprenden las enormes barricas.
Así pues, ese día aprendimos que Mas Rabell es un escenario nuevo y perfecto para poder organizar una reunión, un almuerzo o cena y, por supuesto, actividades tradicionales, creativas y deliciosamente mediterráneas.

Mas Rabell situado en la Carretera del Vino, una propuesta enoturística que nos permite conocer el antiguo trazado que unía los viñedos del Penedés con las playas del Garraf es un enclave privilegiado.

¿Quieres más información? ¿A qué esperas para pedir un presupuesto para tu próxima reunión, encuentro o presentación?

¿Buscas un espacio singular, lleno de historia y tradición para tu evento?

¿Te apetece realizar un encuentro donde la actividad entorno al vino o en un entorno de viñedos sea el plato principal?

Share The Story