Castell de Ben Viure

Castell de Ben Viure interior

Casa de estilo indiano a sólo 12 minutos de Barcelona, que permite eventos multitudinarios al aire libre, ofreciendo varias zonas diferenciada. El interior de la casa ofrece espacios auténticos que nos remiten a tiempos pasados y nos invitan a la creatividad en la puesta en escena. Un decorado original y diferente

La historia del Castell de Ben Viure se inicia un siglo antes de su construcción cuando en 1823 los bisabuelos de Dionisia Canadell (1875-1966) compraron la finca donde se ubica la Masía de Can Corominas y el Castell. Dionisia, se quedó huérfana siendo una niña y estuvo internada en Barcelona hasta desposarse con el Dr. Rafael Bufill Fors, indiano nacido en La Habana y educado en Suiza y París.

El Dr. Bufill construyó esta mansión con el fin de pasar temporadas junto a su familia. Reprodujo un pedacito de su Habana natal en tierras catalanas, de aquí este estilo arquitectónico indiano colonial con trazas neoclásicas.
En 1935, al poco tiempo de finalizar su construcción, murió repentinamente y a los pocos meses empezó la Guerra Civil de 1936, dispersando a sus hijos hacia tierras extranjeras.

Enrique, el pequeño de ellos, se dirigió hacia Italia donde conoció a Maria Rosa Soler, también hija de indianos originarios del Penedés, pero no sería hasta 2 años más tarde que el destino haría que volvieran a encontrarse en Cuba, país donde se casaron y vivieron durante 10 años.

Regresaron a Barcelona para formar una familia, pero no fue hasta 1978 cuando su hijo Rafael Bufill Soler se instaló en la finca para, años más tarde, empezar junto a sus hijos un largo proceso de rehabilitación del Castell de Ben Viure.

PLANTA PRINCIPAL

Jardín. Jardín mediterráneo de olivos y palmeras, con especies aromáticas como el jazmín, azahar, lavanda, romero, glicinia y acacia. Un jardín lleno de rincones que alberga zonas de sombra y espacios al sol con una luz radiante y un clima para disfrutarlo cualquier época del año. Un jardín sostenible que llena de armonía y energía.

Pérgola. Un agradable rincón de 170 m2 con sombra vegetal: parra, glicinia, jazmín y rosales trepan para unirse y hacer de este rincón un lugar perfecto para cualquier reunión, actividad o cocktail.

Terraza Sur. Más de 200m2 de terraza ampliable entre la pérgola y el porche de la casa para cualquier actividad o servicio de restauración al aire libre. Los espacios pueden cubrirse con carpas.

 

PRIMER PISO

Galería Indiana. Espacio de 110m2 abierto con 12 arcos y vistas al jardín. Un espacio que nos transporta y nos permite disfrutar de unas vistas magníficas. De formato diáfano nos permite multitud de montajes y tipos de eventos: presentaciones de producto, actividades, launch área, etc..
Tiene acceso a la terraza este y al salón con chimenea.

Salón Chimenea. Espacio de 100m2 con pequeños salones anexos correspondientes a la antigua capilla, la sala de cartas y antigua zona de cocina y servicios. Permite acoger eventos de pequeño y mediano formato tipo reunión o servicio de restauración. Dispone de luz natural y acceso